Escuchar Entrevista:


El ingeniero de sonido Luis Restuccia puso su experiencia de más de 30 años en LivingRoom, un emprendimiento enfocado en la mezcla y masterización de discos.

“Se trata de una reformulación un poco más especializada y aggiornada del punto de vista de lo que es el mercado” describió Luis Restuccia en Entre el Micrófono y la Penumbra al estudio que inauguró.

Living Room está dedicado a “las etapas del medio y final de lo que es la grabación de un disco, no tanto las etapas de toma, sino enfocado a las partes de mezcla y mastering”, explicó el ingeniero de sonido.

Restuccia tiene más de 30 años de experiencia en la grabación, mezcla y masterización de algunos de los más destacados trabajos de la música popular uruguaya, entre ellos, de Jaime Roos, Eduardo Mateo, Fernando Cabrera y los Fattoruso.

Gran parte de su carrera la hizo desde el estudio del Cordón, donde trabajó 20 años con Oscar Pessano.

Con LivingRoom Restuccia pretende aportar esa experiencia de tantos años a un mercado que ha cambiado enormemente, aseguró.

Según ejemplificó “hoy muchos músicos tienen la posibilidad de hacer sus propias producciones discográficas en lo que llaman home studio o un estudio casero, que se ha posibilitado por los avances tecnológicos y posibilidades de acceso, y por otro lado en el mundo el estudio grande que tiene todo y ofrece una equipación altamente sofisticada, tiene tarifas demasiado altas para la realidad del mercado uruguayo”.

Además, explicó “ha cambiado el esquema tradicional del mercado discográfico, hoy el disco físico tiene una existencia muy menor comparada con la circulación de la música en internet a veces es gratuita, a veces pirata”.

Para Restuccia, hoy un disco “es un proyecto no redituable, es amortizable”, ” afirmó, “los derechos de autor se esfuman al no haber un control sobre la música, el músico solo puede recaudar actuando en vivo”.

Sin embargo, sostuvo “el disco no es una carga, nunca será una carga porque es un hecho creativo”.


Fuente: Emisora Del Sur